Salvat per la campana

  • L’Arxiu Clara Campoamor recupera la història del Cementeri Municipal i els enterros a Crevillent davant la celebració del Dia de Tots Sants

Crevillent (29/10/2021).- El dia 1 de novembre se celebra la festivitat de Tots Sants, dia de solemnitat per a l’Església cristiana per tots els difunts. Tradicionalment, dies abans, les famílies posen a punt les tombes i panteons i en alguns llocs, encara hui, passen tot el dia en el cementeri. A Crevillent, la seua commemoració se celebra amb una missa en l’actual cementeri, construït en 1885 amb motiu del creixement de la població, però sobretot per l’epidèmia del còlera que assolava la població, per la qual cosa l’Ajuntament va adquirir els terrenys i va iniciar les obres pertinents.

Cinc anys després, en 1890, es va aprovar el reglament per al govern i administració del cementeri, un preciós manuscrit compost per 105 articles i 2 addicionals, en els quals es recull tot el relatiu al terreny, administració, edificis, estructura i divisió, passejos i arbratges, ossera, Junta Administrativa, inhumacions, exhumacions, classes de sepultures, depòsit de cadàvers, tarifes i personal, a saber, l’enterrador, funcionari municipal encarregat de la guarda, conservació i neteja del cementeri, així com de completar els llibres-registres de difunts.

En el cementeri es van construir tres cases destinades a habitatge de l’enterrador, depòsit de cadàvers o sala d’autòpsies i una altra reservada a cotxera i quadra, a més de la capella per als oficis religiosos, mentre l’espai destinat a enterraments es va dividir en quatre parts: catòlics, no catòlics, xiquets no batejats i clergat.

La Junta Administrativa encarregada de gestionar el cementeri estava formada per l’alcalde com a president, tres regidors (vicepresident, tresorer i secretari) i un metge titular, i era renovada cada dos anys.

Al depòsit de cadàvers es col·locava un llum durant el temps que estiguera exposat el difunt i se li lligava amb cordons un timbre o campana per a avisar, ja que podia donar-se el cas, sobretot amb persones que patien atacs d’epilèpsia que, finalment, eren “salvats per la campana”.

El reglament es completa amb un quadre de drets i tarifes de terrenys, exhumacions i depòsits, aprovats per l’alcalde, Manuel Magro, regidors i secretari de l’Ajuntament, Esteban Capdepón.

 

Salvado por la campana

  • El Archivo Clara Campoamor recupera la historia del Cementerio Municipal y los enterramientos en Crevillent ante la celebración del Día de Todos los Santos

Crevillent (29/10/2021).- El día 1 de noviembre se celebra la festividad de Todos los Santos, día de solemnidad para la Iglesia cristiana por todos los difuntos. Tradicionalmente, días antes, las familias ponen a punto las tumbas y panteones y en algunos lugares, aún hoy, pasan todo el día en el cementerio.

En Crevillent, su conmemoración se celebra con una misa en el actual cementerio construido en 1885, con motivo del crecimiento de la población, pero sobre todo por la epidemia del cólera que asolaba la población, por lo que el Ayuntamiento adquirió los terrenos e inició las obras pertinentes.

Cinco años después, en 1890, se aprobó el reglamento para el gobierno y administración del cementerio, un precioso manuscrito compuesto por 105 artículos y 2 adicionales, en los que se recoge todo lo relativo al terreno, administración, edificios, estructura y división, paseos y arbolados, osario, Junta Administrativa, inhumaciones, exhumaciones, clases de sepulturas, depósito de cadáveres, tarifas y personal, a saber, el sepulturero, funcionario municipal encargado de la guarda, conservación y limpieza del cementerio, así como de completar los libros-registros de difuntos.

En el cementerio se construyeron tres casas destinadas a vivienda del sepulturero, depósito de cadáveres o sala de autopsias y otra reservada a cochera y cuadra, además de la capilla para los oficios religiosos, mientras el espacio destinado a enterramientos se dividió en cuatro partes: católicos, no católicos, niños no bautizados y clero.

La Junta Administrativa encargada de gestionar el cementerio estaba formada por el alcalde como presidente, tres concejales (vicepresidente, tesorero y secretario) y un médico titular, y era renovada cada dos años.

En el depósito de cadáveres se colocaba una lámpara encendida durante el tiempo que estuviera expuesto el difunto al que se le ataba con cordones, un timbre o campana da aviso, ya que podía darse el caso, sobre todo con personas que sufrían ataques de epilepsia que, finalmente, eran “salvados por la campana”.

El reglamento se completa con un cuadro de derechos y tarifas de terrenos, exhumaciones y depósitos, aprobados por el alcalde, Manuel Magro, concejales y secretario del Ayuntamiento, Esteban Capdepón.

Próximos eventos

Compartir noticia

Te puede interesar

• El concurso, organizado también por la Asociación de Creadores de Crevillent, se llevará a cabo el próximo sábado 20 de julio en horario matutino de 8:00 a 14:00 horas en la Plaza de la Comunidad Valenciana

• La concejala del área, Mónica San Emeterio, manifiesta que “es un evento creativo y emocionante, destinado a reunir a personas de todas las edades apasionadas por el arte y la naturaleza. En este día especial, celebraremos la belleza del entorno al aire libre y fomentamos la expresión artística en un ambiente inspirador”

12 julio 2024

• Durante el mes de julio y primeros días de agosto tienen lugar los actos de presentación de los capitanes y bellezas de las doce comparsas de Moros y Cristianos de la localidad, donde el Archivo conserva una importante documentación con más de 400 programas de fiestas y actos

11 julio 2024

• Esta iniciativa, orientada a niños y niñas de 4 a 12 años, se llevará a cabo del 2 al 6 de septiembre con un horario matutino de 8:00 a 14:00 horas en el Centre Jove “Juan Antonio Cebrián”

• El concejal de Igualdad, Paco Verdú Ros, ha destacado que “la idea de esta escuela de verano que abarca la primera semana de septiembre tiene como objetivo facilitar la conciliación de padres y madres de la localidad, ya que tenemos en cuenta que durante los primeros días del mes de septiembre es cuando muchos padres y madres vuelven a sus trabajos y, en cambio, sus hijos e hijas se incorporan a las clases más tarde”

11 julio 2024